El queso, una maravilla: vamos a conocerlo un poco más… (parte 1)

El queso es un mundo. Un universo complejo lleno de  matices y variedades que, seguramente, darán lugar a futuros artículos. En esta ocasión, como el propio título indica, voy a tratar de introduciros al mundo del queso. Vamos allá.

En primer lugar, para definir el tipo de queso, debemos ver qué tipo de leche se ha utilizado. La leche es su componente esencial, por lo que eso determina qué tipo de que es.

Por tanto, puede ser queso de oveja, de vaca o de cabra, por ejemplo. Pero también se clasifica por los diferentes tratamientos o calentamientos que tiene la leche antes de empezar el proceso de elaboración, por lo que tenemos, en primer lugar, el queso de leche cruda, que es el queso elaborado con leche que no ha sido calentada a una temperatura superior a 40º C térmicamente, ni sometida a un tratamiento de efecto equivalente.

 Importante: Este es el queso que no pueden tomar las embarazadas. Si estás embarazada, amiga, este no es tu queso, si bien algunos franceses muy puristas no conciben otro tipo.

Luego están los quesos pasteurizados, elaborados con leche pasteurizada, que se obtiene al calentar la leche a una temperatura entre 72°C – 76°C durante 15 segundos o 61°C – 63º C durante 30 minutos, seguido de un enfriamiento inmediato.

Y estos son los dos tipos básicos, aunque hay algunos más particulares como los quesos de leche termizada, que llevan la leche a temperaturas más suaves que el pasteurizado, entre 57°C – 62°C; y también de leche Micro-Filtrada, que sufren una micro-filtración, un proceso que consiste en separar la nata de la leche para luego filtrarla la leche desnatada a través de unas membranas muy delgadas que atrapan las bacterias y finalmente a esta leche filtrada se le incorpora la nata en proporciones adecuadas.

Pues bien, con esto ya pddemos empezar a hablar de queso y quedar bastante bien, pero queda mucho, muchísimo más… (continuará)

Catering Lola te ofrece infinidad de ideas y consejos, para triunfar en tu evento. De entrante, o de postre, como lo toman los franceses, te ofrecemos la mejor selección de quesos.    

Comparte y envía