La tarta de la boda: el broche final del menú más importante.

Todos hemos visto las películas americanas en las que la tarta tiene 16 pisos y los muñecos son casi de tamaño real. La tarta, como decoración absoluta de esas bodas con damas de honor que cantan y con el padrino que hace un discurso al terminar la cena. Si, así salen en las películas y así son casi en Estados Unidos, créanme.

En España, afortunadamente, no somos tan exagerados pero algunas de estas cosas sí que se ven. De hecho, por la experiencia que tengo, en muchas bodas es costumbre dar, además del ramo, los muñecos de la tarta. En Bilbao por ejemplo lo he visto varias veces. Así que sí, ahí juega un papel adicional la tarta, ya que junto con el momento de cortarla, hay una entrega de las figuritas, generalmente a la siguiente pareja amiga que se casa.

Esta tradición, según he podido leer, nace en la antigua Roma. Al parecer se colocaba un pan sobre la cabeza de la novia y se rompía sobre ella como símbolo de fertilidad. Tras esto, los invitados debían recoger las migas para tener buena suerte. Luego esta tradición se puso de moda en Inglaterra, en el siglo XII. Los invitados llevaban todos unos pequeños pasteles que apilaban. Tanto apilaban que al final debieron pensar en hacer un único pastel gigante.

A día de hoy la tarta se puede ver como la forma que tienen los invitados de compartir algo con los invitados, con las ganas de brindar y desear suerte. Pero también es clave para poner un broche de oro al menú del día. Me dijo el dueño de un restaurante que las tres claves para triunfar en restauración eran, sobre todas las cosas, el pan, el cuarto de baño y el postre.

“Si todo sale regular y el postre te lleva al cielo, entonces todo se olvida”.

A día de hoy hay infinitas clases de tartas, tantas como tipos de bodas. No tienes por qué irte a las 14 plantas de merengue rosa de “La boda de mi mejor amigo” (qué buena, os acordáis). Con que esté rica, no empalagosa y acorde con lo que has comido antes, te vale para triunfar. Y si es original, mejor que mejor. 

Catering Lola te ofrece infinidad de ideas y tipos de tartas. ¡Tú pide!
Catering Lola, máxima calidasin olvidar los detalles que convierten tu boda a en todo un éxito. 
Comparte y envía