El desayuno de trabajo: la reunión de moda

El Desayuno de trabajo es un medio cómodo y distendido para fomentar el dialogo, compartir experiencias profesionales y fomentar el debate interno dentro de la empresa. Además por la mañana estamos más despiertos, es el mejor momento para aclarar y enriquecer los conocimientos sobre los temas que se tengan que tratar y para dejar las bases para las tareas que se tendrán que hacer a lo largo del día.

¿De dónde viene?

Este tipo de encuentros vienen, como casi todo, de Estados Unidos. En nuestro país se está popularizando en los últimos años, más allá de las clásicas y opíparas comidas que se extienden toda la tarde y te hacen perder el día, además de comer demasiado.

¿Por qué triunfa?

Triunfa porque es perfecta cuando una empresa quiere ofrecer algún tipo de reunión informal con  medios de comunicación, empresarios, estudiantes, etc.. o simplemente presentar un nuevo producto. Además, el hecho de que sea a primera hora, cuándo más despiertos estamos, hace que sean, generalmente, mucho más productivos que una reunión normal o una comida. 

¿Cuáles son las claves?

La hora: Lo ideal es que sea cuanto más pronto mejor, para poder luego aprovechar el día. En otros países, el desayuno puede empezar entre las 7 y las 7:30 de la mañana, pero aquí somos algo más perezosos. Una hora habitual suelen ser las 8:30 o 9:00.

Duración: La duración de un desayuno de este tipo no debería superar los cuarenta y cinco minutos, llegando como tope a los sesenta minutos. En una hora, se presentan las cosas y se determinan las acciones a seguir. 

Lugar: A ser posible, un desayuno de trabajo debe de ser en la propia empresa, en una sala de reunión o en un comedor de empresa si asiste mucha gente. Si no queda más remedio, aunque es menos operativo, se puede celebrar en algún hotel cercano, pero en ese caso pierde un poco el carácter informal, del día a día. 

¿Qué hay que ofrecer?

El desayuno ofrecido puede ir de lo más completo, estilo desayuno continental, hasta un desayuno más sencillo con bollos, pastas y café, todo depende de las necesidades de los organizadores. En todo caso, lo más importante es que todo esté a mano, sea fácil de comer, y no interrumpa a los ponentes. 

En Catering Lola somos especialistas y los más competitivos en preparar los mejores desayunos de empresa, contacta con nosotros y lo comprobarás.

Comparte y envía