En cualquier ocasión, añade un cóctel a tu celebración (Parte 1)

   ¿Sabes de dónde viene la palabra cóctel? Cada día se aprenden más cosas, la verdad, sobre todo cuando quieres presentar tus cócteles favoritos.

Esta palabra, cóctel, proviene del inglés “Cocktail” que es la conjunción de “Cock”, gallo, y “tail” cola. Dicen que su origen es mexicano, curiosamente, dónde vendían unas bebidas mezclando varios tipos de aguardiente con zumos de frutas, los cuales por su colorido llamaban “Cock’s tail” o “Cola de gallo”. Pero esta es sólo una de las múltiples teorías acerca de su origen. Desde que fue un barman que decoraba las bebidas con colas de gallo; hasta la de los cantineros que mezclaban lo que quedaba en el fondo del barril (Cock, la llave del barril y tail, el fondo que quedaba); también se dice que era porque se empezaron a servir durante las peleas de gallos; o bien el origen francés, como no, que defienden que es por la región de Burdeos dónde servían estos combinados en jarras de Coquetel.

Lo que está claro es que su auge y popularidad empezó en Estados Unidos a mediados del siglo XX, dada la escasa calidad del alcohol de contrabando, estos combinados disfrazaban bastante el sabor.

Con todo y con esto, los cócteles se han convertido en algo divertido y original en toda celebración que se precie. Más allá de la cerveza y el vino, de aperitivo se puede servir otra cosa, igualmente refrescante, pero más exótica, divertida y original.

A continunación, vamos con las recetas de algunos combinados que te harán triunfar.

El Mojito:

4 cl de ron blanco
3 cl de zumo de lima
3 hojas de menta
2 cucharadas pequeñas de azúcar
Un chorrito de agua carbonatada o similares
Hielo picado

Caipirinha:

5 cl de cachaça
Media lima
2 cucharadas pequeñas de azúcar
Hielo picado

  • El Negroni:

1/3 de Vermut rojo
1/3 de Campari (bitter)
1/3 de Ginebra
Una rodaja de limón o naranja
Para potenciar el sabor de la ginebra se pueden añadir unas gotas de limón. Y para adornar se suele colocar una rodaja de naranja en el filo del vaso. El Negroni, por cierto, nació cuando el señor Camillo Negroni le dijo a su barman que potenciara el sabor de su bebida favorita, el Americano, añadiéndole ginebra en lugar de soda.

El Gin Fizz:

4.5 cl de ginebra
3 cl. de zumo de limón
1 cl de almíbar (azúcar disuelta en agua)
8 cl de agua carbonatada
Hielo

Si preparas algo en casa, piensa en poner algún cóctel original. Y si te hace falta ayuda, Catering Lola convierte tus eventos en algo más que un momento único e inolvidable para ti y para todos los invitados. 

Comparte y envía